Indians Arc – Blanquefort 2005

Los días 30 y 31 de julio de 2005 se celebró el encuentro internacional de arqueros Indian’s Arc en Blanquefort, un pueblecito a 10 Km del norte de Burdeos (Francia).

Por primera vez pude asistir junto con mi mujer y tres amigo. Mi mujer (la Lali) participaba en la catégoria de arco libre y los cuatro hombres que ivamos, fuimos a parar a la categoría “cazadores”, una curiosa categoría que va según el peso de la flecha y donde puedes encontrar de todo y sino un ejemplo.

Yo y un compañero mío, con un arco recurvado de 62″ (muy importante no pasar de 64) y flechas de aluminio.

Los otros dos compañeros, longbow corto (Century venus) con flechas de aluminio

En mi patrulla, arco olímpico sin mira con flechas de carbono, recurvado con flechas de carbono y recurvado con flechas de aluminio.

El viaje

Nosotros salimos con dos coches desde Martorell (a 25 Km de Barcelona) y hicimos la ruta de Lleida, Zaragoza, Pamplona, Irún, Burdeos. A la ida lo hicimos evitando las autopistas y entramos en Francia por Irún en vez de la Jonquera porque sólo se tenían que pasar dos peajes franceses que suelen ser bastante caros. Una vez entrada a Francia sólo hay que seguir la autovía N-10 hasta Burdeos y el pueblo de Blanquefort está en la salida 7 de la circumvalación.

En Francia respetad sobre todo los límites de velocidad en la autopista 130 Km/H y en la autovía 110 Km/H, esta lleno de radares y los Gendarmes son muy “espavilados”, mejor portarse bien, a más os jugais vuestra seguridad. O se que no corrais y disfrutad del paisaje que vale la pena.

La vuelta la hicimos por autopista (sin pasar por los Monegros) y acortamos una hora de tiempo (y también pagamos más). En total unas 10 horas de subida (contando paradas para comer) y casi 9 de bajada.

Las instalaciones

El punto de encuentro era una casita dónde el primer día nos inscribimos y nos entregaron una bolsa con los tickets de la comida, el dorsal con el nombre y el número, un vale para cambiarlo por una botella de agua o de vino, los papeles para puntuar las cuatro tiradas y un boligrafo. En esta misma caseta tenían instalados los ordenadors donde procesavan las clasificaciones. También había los lavabos y una ducha.

Fuera de la caseta había un entoldado con mesas y sillas para poder comer y reposar. Desde un escenario grande y a traves del servicio de megafonía nos avisaban de todo el que pasaba y lo que teniamos que hacer.

También se podía encontrar un pequeño campamento indio con tres “tipis” y una familia que vivía en ellos, un bar y diversas tiendas relacionadas con el mundo del arco.

La zona de calentamiento era amplía, con cinco dianas 3D y dos parapétos.

Los circuitos

El encuentro consistía en 80 dianas distribuidas en 4 circuitos (azul, rojo, blanco y amarillo), siendo el blanco el que tiene el club permanentemente montado y los otros cedidos por el ayuntamiento. Los recorridos eran muy largos, por dentro de bosques espectaculares, con mucha vegetacón y sotobosque que en un principio nos hizo sufrir por la perdida de flechas pero que debido a un gran montaje de las dianas hizo que se perdiesen muy pocas flechas. Cada diana estaba protegida con placas de espuma, mantas o cualquier cosa que impedia la perdida de las flechas.

Los circuitos como ya he dicho eran muy largos, un recurvado podía tardar unas 3 horas en hacer un circuito, estaban muy bien señalizados, flechas para no perderse, piquetas amarillas para esperar a la patrulla, la azul para los arcos sin visor, la roja para los arcos con visor y la blanca para los infantiles. En algunos puntos del circuito había paraditas donde poder comprar refrescos para hacer mes ligera la tirada.

El circuito blanco era el más ténico y el más espectacular en cuanto a montaje de instalaciones, una diana se encontraba en los pies de un andamio de albañil de 4 pisos de altura y se disparaba desde encima de todo. Para ambientar la diana del oso polar, han construido un tunel de madera todo pintado de blanco y el oso estaba dentro de el. En este recorrido también pudimos ver un lago artificial que en este momento encontramos seco.

Todos los recorridos se hacían por unos bosques que nos llamaron la atención a los que eramos noveles de este año ya que encontrabamos caminos esfaltados y muchas casas semiderruidas en medio del bosque, ahogadas por la vegetación, al final podimos aclarar que era una zona que había utilizado el ejército para hacer entrenamientos. Era curioso poder disparar a un gallo que se sentaba comodamente en el marco vacío de una ventana.


Las dianas

Las dianas se merecen un apartado ya que algunas de ellas eran de Arawak (www.arawak3d.com) muy innovadoras y espectaculares. Tuvimos el gusto de poder disparar contra una boa enroscada en el tronco de un árbol, una zebra, un mono subiéndose por un tronco, un armadillo e incluso un avestruz y un dragón de comodo.

Estas dianas dejaron a todos maravillados ya que estaban muy bien construidas, hechas de una sola pieza y con muchos detalles. Era un gusto poder disparar contra ellas.
Debido a que eran dianas “no oficiales” en la caseta de las instalaciones se podía encontrar un libro con las fotografías de todas las dianas del recorrido para poder estudiarlas.

Las puntuaciones eran 10, 8, 5 las dos flechas y desde la misma piqueta y un “10 +” que era la redonda pequeña del 10 (las dianas que la tenían) y que servía en caso de empate. Además al final del recorrido había que anotar todos los 10 y 8 conseguidos por el arquero.

La organización

La gente de la organizació fue muy correcta con todo el mundo y en todo momento, tenían traductores del francés al español para que todo el mundo estuviera informado en todo momento de lo que pasaba. Para poder montar un encuentro de estas características hay que tener muchas ganas de trabajar y mucha paciéncia.

La tirada con 4×4

Aparte de la tirada “oficial” se podía competir en una tirada por la tarde y a la noche que se hacía sobre un 4×4 donde habían montadas 5 sillas. Las dianas eran 5 dianas muy grandes (dos dinosaurios y una araña gigante). El 4×4 seguía un camino corto con alguna pequeña inclinación que dificultaba el tiro de los arqueros, que acostumbrados a tirar quietos, se encontraban con alguna sorpresa con el movimiento del 4×4.

La entrega de premios

La entrega de premios al final de la competición fue muy completa, muchos premiados y muchas categorías, fue una sorpresa ver las categorías de veteranos donde habían bastantes hombres y mujeres que aguantaron muy bien los dos días. Por mi parte puedo estar orgullos del resultado de mi mujer, segundo lugar en arco libre femenino, una modalidad en poca participación peró con grandes arqueras (el primer lugar fue para la campeona del mundo por equipos del 2005), el resto del grupo nos conformamos con poder participar en esta fenomanal tirada

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s